GOLF BLOG

LA CASA CLUB DE LOS GOLFISTAS EN INTERNET

“Fue hacer un fitting de palos y empezar a bajar de hándicap”

August 15, 2016

 

Si hay algo que a Juan Leach Cucurella, co-fundador y socio director de la firma de capital riesgo Miura Private Equity, le apasione tanto como las finanzas, es el golf. Este deporte le ha acompañado desde que tiene uso de razón y Juan siempre ha estado en el “Top” de los jugadores amateur de Catalunya.

 

A estas alturas, este socio del Golf de Terramar creía haber llegado a su máximo nivel de juego, pero todo cambió hace apenas unos meses, cuando se hizo un fitting de palos en Depique y el score de sus tarjetas empezó a bajar, y bajar, ¡y bajar! En menos de un año, ha pasado de hándicap 2 a +1,2... ¡Con razón nadie se cree que no juega más de dos veces al mes!

 

Pero cada vez hay más golfistas como Juan que, tras hacerse un fitting de palos, notan una espectacular mejoría en su juego, alcanzando el nivel que tienen realmente. El fitting es tan sólo el motor que propicia ese avance. Y, a juzgar por los casos de éxito, merece la pena probarlo.

 

Juan, ¿qué te llevó a hacerte unos palos a medida en Depique?

Yo era el típico que no me cambiaba los palos desde hacía 20 años. Pero a raíz de un problema de espalda y una tendinitis pensé que había llegado el momento de buscar unos hierros algo más ligeros.

 

¿Era tu primer fitting?

Hace años me había hecho uno, pero muy rápido. No le había prestado la atención que requiere ni en términos de materiales ni de sensaciones. Creo que condicioné mucho al fitter y eso no es bueno. Fui con ideas muy fijas en la cabeza de la marca y las varillas que quería y casi no le dejé aconsejarme.

 

¿Qué cambió en esta segunda ocasión?

La segunda vez ya fui con la mente mucho más abierta, a ponerme en las manos del fitter de Depique, a probar los palos que éste me dijera. Me dejó varios hierros 7 de diferentes juegos, de marcas que yo nunca había considerado. Después de 30 años jugando la misma, el salto fue enorme. Tuve que probar mucho antes de decidirme.

 

¿Cómo fue el proceso?

Carlos Foulquié, el fitter, enseguida identificó lo que yo necesitaba valorando mi edad, mi problema de espalda y mi preferencia por las varillas de acero, pues yo no quería perder control de la bola. Había la duda entre las varillas stiff y regular, por lo que me llevé al campo varias cabezas con varillas stiff ligeras, de 95 gramos, para probarlas.

 

Y así descubriste el palo que te iba mejor…

Sí. En el fondo el golf es muy mental, es feeling. Escogí el palo con el que tuve mejores sensaciones. La clave del fitting es el convencimiento que te produce, sales sabiendo que tu elección es la mejor. Fue cambiarme los palos y automáticamente mi juego dio un giro radical: empecé a bajar de hándicap sin entrenar más.

 

¿Qué ventajas has notado con tus palos a medida?

Mi juego se resiente menos cuando estoy cansado. Jugando al golf no te das cuenta de que el cansancio va haciendo mella, y creo que con los nuevos palos esto me afecta menos y gano regularidad. Ahora también pego un palo más con el mismo control de la bola y el sweet spot es más amplio.

 

¿Habías llegado antes a tener hándicap positivo?

No, yo pensaba que nunca rompería la barrera de positivo. De pequeño, jugando cada semana, lo máximo que llegué fue a 0 y tenía muy asumido que no superaría ese nivel. Pero ahora, ¡la gente se empieza a no creer que juego poco! Mi media son dos recorridos al mes en invierno y en verano algo más.

 

¡No es extraño que no te crean!

Bueno, es que no hay que olvidar que, como decía antes, el golf es muy mental: si impactas mejor todas las bolas, sientes que estás jugando mejor, te diviertes más, coges confianza y eso acaba influyendo positivamente en el resultado. Es un efecto dominó que te lleva a ponerte metas más ambiciosas. De esta manera, fui bajando de hándicap. Cuando llegué a +0,3, pensé que ya me podía retirar.

 

Pero seguiste bajando…

¡Aunque parezca imposible! Hace un mes jugué el Campeonato Internacional del Real Club de Golf de Cerdaña después de haber entrenado muy poco en todo el invierno. Fue el típico día que metes todos los putts y acabé con -6, así que gané la copa hándicap y me bajaron a +1,2.

 

¡Menudo nivel!

Bueno, no siempre hago bajo par, ¿eh? Este año he jugado otras tres vueltas, una al par y dos +8…

 

¿Qué es importante para ti en un fitting?

Unas instalaciones como las de Depique son clave: en el centro de la ciudad, con un buen Trackman y con una gran variedad de palos disponibles. También es importantísimo el fitter. Un buen fitter, más que imponerte un palo, te va preguntando tus sensaciones y, a partir de ahí, va cerrando posibilidades. Asimismo, guía al jugador cuando lo necesita y es tajante cuando éste se equivoca.

 

¿Lo próximo es un fitting de maderas?

Lo haré seguro. Me van bastante bien las que tengo pero, visto lo visto, es probable que me puedan ir mejor otras. Lo que noto con el driver es que me cuesta muchísimo cerrarla y, aunque eso es una ventaja porque sabes que por un lado nunca la vas a fallar, te juega en contra en ese hoyo en el que tienes que cerrar la bola. Así que lo siguiente es hacer un fitting de driver.

 

¿Recomendarías a terceros hacerse un fitting?

Sí, el poder elegir vale mucho la pena. Y, al contrario de lo que pueda parecer, no tiene sobrecoste. Una de las falsas creencias más extendidas es que hacerse unos palos a medida es más caro. Pero valen lo mismo, con la gran ventaja de que los gramos que pesa la varilla, la anchura del grip, el tipo de grip… todo está pensado para ti.

Please reload

SUSCRÍBETE AL BLOG
SÍGUENOS
  • RSS - Black Circle
  • Facebook - Black Circle
  • Twitter - Black Circle
  • Instagram - Black Circle
  • LinkedIn - Black Circle
ENTRADAS DESTACADAS

Tu juego de hierros a medida a partir de 379€

April 9, 2018

1/10
Please reload

CATEGORÍAS
Please reload

© Copyright 2016, Depique Golf. Todos los derechos reservados.

  • RSS - White Circle
  • Facebook - White Circle
  • Twitter - White Circle
  • Instagram - White Circle
  • LinkedIn - White Circle