GOLF BLOG

LA CASA CLUB DE LOS GOLFISTAS EN INTERNET

Carta de un padre golfista a su hijo el día de su nacimiento

March 14, 2016

 

El próximo sábado, 19 de marzo, voy a experimentar algo muy importante por primera vez en toda mi vida. Voy a celebrar el Día del Padre contigo, hijo mío.

 

Sólo tienes unas horas de vida, pero mi mente ya ha empezado a llenarse de imágenes de nuestro futuro juntos. Eres la tercera generación de una familia de golfistas, por lo que no es raro pensar que muchos de los ratos que vamos a compartir serán en un campo de golf. Voy a hacer todo lo que esté en mi mano para que descubras la magia de este juego y aproveches todas las cosas buenas que puede brindarte.

 

En mi caso, el golf me ha permitido vivir historias increíbles, conocer a mucha gente y viajar por todo el mundo. Me ha dado grandes amigos y, lo que es aún más valioso, me llevó a conocer al amor de mi vida, tu madre. Créeme cuando te digo que las amistades más solidas que forjes y las experiencias que más te harán vibrar es muy probable que tengan como escenario un campo de golf.

 

Desde el momento en que cojas un palo por primera vez, el golf se convertirá también en una segunda escuela que te impregnará de valores muy útiles para el día a día. Aprenderás a tener paciencia, a ser ordenado, puntual, a pararte a pensar. En cuanto empieces a salir al campo, verás que ser golfista es mucho más que darle a la bola: se trata de tomar decisiones, asumir las propias responsabilidades y afrontar los obstáculos con serenidad. Sí, hijo, serenidad... Porque este juego continuamente te va a colocar en situaciones complicadas y de máxima presión a las que –lo quieras o no– vas a tener que plantar cara. Acertando y equivocándote a partes iguales, dándote más de una cura de humildad. Y es que el golf, al fin y al cabo, te enseñará a ser honrado: contigo mismo y con la vida. Esa es su mejor lección.

 

A medida que crezcas y vayas descubriendo todo esto, yo voy a estar a tu lado. Te apuntaré a clases, madrugaré para llevarte a campeonatos y me convertiré en tu fiel caddie. Es posible que, entre tanto, me ponga un poco pesado. Puede que te agobie dándote instrucciones, analice demasiado tus tarjetas y me empeñe en verte como un Severiano Ballesteros en miniatura. Si sucede, no me lo tengas en cuenta. Yo también soy humano. Mi auténtica intención es dejarte hacer y no pasarme dándote indicaciones o exigiéndote resultados. Permitir que te equivoques es el mayor regalo que puedo hacerte. Y no sólo porque te ayudará a jugar mejor, sino porque el golf debe parecerte siempre un deporte divertido con el que disfrutar.

 

Tu felicidad está por encima de cualquier hándicap y mi satisfacción no dependerá de que ganes o pierdas.  

 

Así que, hijo mío, cuando estés preparado para plantar la bola en el tee de salida, yo estaré apoyándote, dispuesto a acompañarte durante todo el recorrido desde el primer hoyo hasta el último. Y nunca querré que seas el mejor, sólo deseo que algún día ames el golf tanto como yo.

¡Bienvenido al mundo!

 

Papá.

 

Please reload

SUSCRÍBETE AL BLOG
SÍGUENOS
  • RSS - Black Circle
  • Facebook - Black Circle
  • Twitter - Black Circle
  • Instagram - Black Circle
  • LinkedIn - Black Circle
ENTRADAS DESTACADAS

Tu juego de hierros a medida a partir de 379€

April 9, 2018

1/10
Please reload

CATEGORÍAS
Please reload

© Copyright 2016, Depique Golf. Todos los derechos reservados.

  • RSS - White Circle
  • Facebook - White Circle
  • Twitter - White Circle
  • Instagram - White Circle
  • LinkedIn - White Circle